viernes, 4 de abril de 2008

Wellcome to the Estupidez Humana

El ser humano es el único animal que tropieza 2 veces con la misma piedra... Operación Triunfo. Ahora empiezan con los castings que se convierten en verdaderos humilladeros de personas corrientes que, suficiente tienen con sobrevivir a la realidad cotidiana pero, quien es el culpable real de que esto siga ocurriendo? Pues ni más ni menos que esta gente de la que hablo, o acaso no conocen lo que supone ir a un casting de programas de este tipo? Recuerdo cuando empezó esta moda. A alguien se le ocurrió sacar algunas imágenes como promoción entre los anuncios y la audiencia se les tiró encima tachándolos de morbosos e indecentes. Ahora es casi más importante que el propio programa. Incluso hay formatos solo dedicados a los castings como "Tu si que vales" o similares pero, volviendo a OT, lo que no se puede entender es como siguen existiendo colas de 7 horas para entrar a que te humillen a escala nacional, con el riesgo, no solo de truncar tus esperanzas de triunfo sino de convertirte en el bufón oficial del estado, del que cualquier españolito de a pie tiene derecho de mofarse por el mero echo de que un formato televisivo, por ganar unas monedas de más, necesite convertirte en ello.

Siempre he odiado la prepotencia en cualquiera de sus vertientes. Es quizás lo que más manía tengo en este mundo, pero reconozco que existen personajes que podrían hacer uso de ella si quisiesen por haber destacado sobremanera del resto de mortales. La mayoría de esta gente no usa este recurso, quizás por eso también destaquen como personas. La realidad es que es prepotente el que menos lo merece y en este caso del que hablamos, OT, debo referirme a Risto, que ya con el nombre tendríamos que replantearnos muchas cosas. Este personaje con cara de panoli y aspecto de yonki semi-rehabilitado es el encargado de dar mano dura al programa y humillar, en grado máximo, a quienes intentan mostrar una faceta de si mismos que creen válida para ese programa. A mi, personalmente me gustaría saber qué cree que es el o qué cree que ha echo en esta vida para poder juzgar de la manera que juzga a las personas que allí se presentan. Alguien piensa que este tio se presentaría a un casting de estas características, de forma gratuita y sin tener seguro su puesto, para ser jurado de un programa como OT? La respuesta es no, porque sabe que, como jurado, realmente, no vale una mierda ya que no tiene criterio real para juzgar a un artista musical, por mucho grupo de tercera regional que haya tenido en su juventud, como el 50% de los jovenes de hoy en día, que el que no toca la guitarra, canta al singstar. El concepto "críterio" es algo esencial en esta vida para poder interactuar con el resto de personas y Risto "Meninge" no lo tiene. Risto lo que tiene es mucha mala leche acumulada, me atrevería a decir, que por una infancia tortuosa con el resto de amigos de clase. Por su cara, complexión y gafitas, me temo que era el típico acomplejado, objetivo de todas las burlas y mofas de sus compañeros.. vamos, no se porque me da que intenta vengarse de todas las collejas que ha recibido por ser el rarito de la clase, con todo el que se planta en frente con sus ilusiones y esperanzas. Es un ser despreciable pero como siempre, hay que picar más alto y, más despreciable es quien le contrata para estos fines.

Bienvenidos a la estupidez humana!!! empieza OT.

8 comentarios:

Hasta los cojones. dijo...

Que bueno lo de Carmen, eres un hombre con suerte. JA, ja, ja…
Sobre el imbecil este, me guardo mi opinión, que es uno de los temas que quería tocar en mi blog ;)
Pero te adelanto que hijolagranputa es lo más fino que le voy a llamar.

Un abrazo, compañero.

Miquel dijo...

Cuanta razón tienes. Nunca había visto un programa musical, en el que lo menos importante es la música.
Espero que algún dia los futuros concursantes se den cuenta que la profesión de músico no tiene nada que ver con eso.
Como dijo Jaime Urrutia "si John Lennon o Bob Dylan se presentaran al casting de OT, no o superarian"
Salut!!!

ana dijo...

Me tocan los cojones todos esos programas en los que encierran a gente para lo que sea: para 'bailar', para 'cantar', para tocárselos a dos manos y ver quién grita más y cuál es del que nos podemos reir mejor.. los supervivientes, los hipervivientes y los megavivientes en los que convierten a todos ellos que no tienen más mérito que el de atreverse a meterle mano al que tienen al lado bajo un edredón y una cámara y ya tienen el futuro resuelto paseándose de plató en plató...
Me tocan los cojones los que promueven eso, los que son parte y se creen jurado de ese circo, sin más currículum que una verborrea infame...
En fin, que estoy contigo.

Besines iracundos.

Livros e Revistas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
tootels dijo...

pi Chu chu pikachu kachu….
kaa chu Pikapi!!

No se me ocurre otra cosa sobre este tío.

Paco Melero dijo...

El tiparraco este se ha buscado un personaje y lo explota, a costa de dejar en ridículo al resto de los mortales que se ponen en su órbita (que bien merecido lo tienen por prestarse a esto). OT es una mierda infumable, como el Risto.

kyle xy dijo...

Me parece indecente que alguien rompa los sueños de otra persona de una forma tan bestia.

sweepstakes dijo...

To the owner of this blog, how far youve come?